domingo, 19 de noviembre de 2006

¿Qué tan básico es un café en tu vida?

Ya que hablábamos de los placeres, para mí uno de los mejores y al que aunque quisiera no me podría negar, es una buena taza de cafecito caliente, temprano en la mañana o a media mañana, tarde o de noche, nada como el sabor y el olor de una buena taza de café pasado. A hard day's nigth... A good cup of coffe! Nada como un buen tinto despues de un dia dificil... Qué se le va a hacer, este instante con una taza de café aromatico, empiezo a pensar en lo básico que puede resultar un café para mi día........ Gracias a los aparadores conozco que hay infinidad de granitos, con varios colores y combinaciones, pero no puedo ir más lejos de lo que mi ignorancia en el tema me permita. Cuando te digo 'café', me pregunto ¿en cuál piensas? en el de la oficina, de tu casa, de una cita traviesa o el de un clasico muertito, ¿no? Café de grano, cafe molido, colombiano, ecuatoriano... Yo me conformo por lo general con el clasico Café Cubanito, si, ese que venden en la tienda de la esquina y que huele tan rico cuando esta caliente en la taza que tengo ahora a mi lado. Pero la clave está en el momento, en el tiempo y en la compañia en que lo disfrutes, incluso esos detalles revelan tu estado de ánimo, tu circunstancia actual, como decimos por acá: 'CURRENT STATUS' No, no es chiste, en serio, haber, por ejemplo, en la cocinita de mi casa y casi frío, refleja que tengo mucho apuro; o un viernes a las 4:30 pm, es inevitablemente un 'café conversable' con una amiga; y podría seguir... y es que, sin temor a caer en los ya conocidos comerciales de marcas, desde que despiertas sientes esa necesidad de sentirte hipnotizada por su sabor (sin estar chuchaqui, aclaro), algo que te dé los buenos días con un buen sabor de boca. Sea como fuere ¡ahí esta el pretexto!, porque estas contenta: un capuccino helado, o para dar una noticia: un expresso! Y quién no te ha conquistado con la invitacion del “nos vemos en un café”? o "vamos nos tomamos un cafecito y de ahí a ver que hacemos"?... Hay canciones, hay poemas y si no mal recuerdo escenas teatrales donde saltan momentos de emoción, quizá sólo es el preámbulo de una vida sentimental, pudiera ser la interfaz de un descanso entre palabras o de un pretexto para dar sorbo mientras se piensa en la oración exacta y es muy real, SUCEDE, tienes el tiempo exacto entre que levantas la taza de la mesa, te pegas un bocado de café, saboreas, vuelves la taza a la mesa, levantas la mirada y continúas la conversacion, esos 10 o 15 segundos de lucidez pueden ser decisivos, a mí me pasa y juraría que no soy la única! ¿Recuerdos por el café? Pueden ser los olores quienes te remontan, el sabor mismo hablará con tu memoria. De nostalgias, lugares y viejos amores, el corazón repalpita cuando al mirar al pasado te topas en el momento de una despedida... Para terminar. Una amiga (a quien estimo como a una hermana) y yo tenemos algo así como un acuerdo implícito. Si hay algo de lo que se merece hablar con calma y no es el momento, el lugar, la compañía o las circunstancias X, con una mirada queda flotando en el aire una frase: "Despues, con un cafe".

2 comentarios:

gabriela dijo...

qué orgullo tener otro adicto a la cafeina en la familia! por si no lo sabías, mi abuela (tu bisabuela) era una fanática del café, al igual que tu madre y mi padre y demás miembros de la tribu urgilés-castro!

lamento decir que en este momento estoy en la oficina y estoy traicionando mi amor desmedido por el café con un té de menta, pero tengo una razón muy importante, mi jefa, que es colombiana, (tiene un café estupendo acá, del que tomo como dos tazas diarias cuando nadie me ve...) hace unos veinte minutos me ofreció un té sin azúcar y no podía decirle: "no marta, ¡mil veces prefiero el café que nunca te he visto tomar!".

así que sí, estoy tomando té, leyendo sobre café... pero debo confesar que antes de venir a la oficina, me tomé un rico y delicioso café porque simplemente no puedo empezar mi día sin la vitalidad que provoca en mi cabeza la cafeína. salud!(¡con té! jejeje)

MaJo dijo...

Así es primita, creo que mis células espontáneamente han creado receptores de cafeína, jaja, ya pues, ya habrá la oportunidad de pegarnos unos tintos. Que estés bien mija