jueves, 16 de noviembre de 2006

Pequeños placeres

Hola a todos. Este es un artículo que salió hoy en el blog de Scott Adams, el creador de uno de los ídolos de caricatura en este blog (dilbert, si no lo sabían)...me pareció buenazo, y bueno, es chévere recordar las pequeñas cosas que nos hacen sentir bien. Les invito a que compartan sus propios "small pleasures". Gracias

Small Pleasures

The great thing about recovering from the flu is rediscovering all the small pleasures I had taken for granted. For example, I love standing in the shower after all the cleaning is done, just rocking back and forth while the warm water massages my neck and shoulders. It doesn’t last long. The world is calling. But for those two minutes, bliss.

After several days of doctor-ordered bland food, I experienced “flavor” yesterday as if for the first time. “SWEET BABY JESUS, WHAT PLANET DID THIS PICKLE COME FROM?!!!!”

And caffeine. I know that some of you think that life without caffeine is actually worth living. But it isn’t. My first Diet Coke after four days of abstinence was shiver-worthy. I didn’t see the hand that reached inside my head and removed the wads of cotton, but suddenly I remembered that I have hopes and dreams. Excellent!

I love the feeling when the last bill in the pile is paid and my desk is empty. Clean desk, clean mind. The feeling only lasts until the next day’s mail. But I’m gazing at a clean desk right now and it’s glorious.

I love it when my cat invites me for some quality time by lying on his back with his back legs splayed apart and his front paws on his chest. I know he’s trying to use his eyes like tractor-beams to draw me in. It always works.

I love the sound of a new can of tennis balls being opened: PH-SSSHHHT. After three decades of playing tennis I’m trained like Pavlov’s dogs. That sound means 90 minutes of good times ahead. All tennis is good tennis.

I love the smell of vanilla.

I love the feeling of doing something right, no matter how inconsequential, such as guessing the exact right time it will take to warm a yam in the microwave. It makes me feel in control of my life.

After four sick and rainy days indoors, I felt like a marble that fell on the floor and rolled under the dresser. Yesterday I reintroduced my face to the sun. It was like plugging back into the universe. Hello universe. They say you can’t actually feel your body produce vitamin D, but I think I can. Ahhhh.

I like being tired at the same time I have access to a comfortable chair and plenty of time to sit in it. Those three things don’t often line up, but when they do, it is pure sitting magic.

I like a pen that has good balance, opens easily, and leaves a clean line with no skipping, blotching or fussiness. Such pens are rare. I have one in my pen cup right now. Sometimes I just look at it and feel happy that my species could make such a pen.

I like rubbing my head after I give myself a haircut. It feels good on my hand and my head at the same time. It’s a win-win rubbing situation. And it’s totally free.

And I like writing this blog post today because I know it will remind you of your own small pleasures. Take a deep breath. Release that knot in your back. Wiggle your feet. Enjoy your day.

9 comentarios:

gabriela dijo...

pleasurable... uno de los placeres más grandes que tengo es cuando veo que gente, aparte del cholo, del alejo o de mí, postea o comenta!

seguro todos ustedes estarán diciendo que soy una persona triste sin vida a la que le alegran cosas como esa... pero es cierto! a veces siento que estamos en un chat virtual los tres! vamos amigos, compartan sus placeres! la página es para ustedes pues mudos!

gabriela dijo...

sería extraño si yo fuera así, no? la verdad es que lo que me da placer no sexual es: una buena ruca en lugar de una clase aburrida, caminar cuando tengo tiempo para hacerlo, comprar un chocolate, ver un gato persa, que un chico guapo me sonría, saber de un viejo amigo, leer un buen post o putearle al alejo! your turn, alejo!

aLeJo dijo...

Yo enumeraría, sin orden de importancia: ir al baño cuando estás urgido, MUY urgido; el olor del pavimento recién mojado; el momento en el que saltas de la grada cuando mete gol tu equipo; una buena farra, conversación o chupe con tus amigos, que una chica me mire con cara de alegría, salir bien librado de una prueba, saber que alguien confía en mi "expertise", resolver un problema que me tenía ya varios días intranquilo, escuchar mi canción favorita en la radio, acabar de leer un buen libro, ordenar mi cuarto -suena a mentira-; leer el comercio un domingo a la mañana sin nada que hacer, sentirse amado x alguien...

Anama dijo...

trop mignons tous les deux! Y si de placeres que parecen tontos se trata, pa mi no hay nada como el alivio cuando despues de una migraña de esas de pesadilla vuelvo a sentir que mi cerebro se tranquilizo... y casi habia olvidado lo bien que se esta cuando la cabeza no te esta explotando! Ademas estan las caricias, no necesariamente sexuales; dar regalos; jugar con niños; leer un buen libro; cantar a todo pulmon mis canciones favoritas; ver una buena pelicula en el cine; jugar con animalitos; que me sonrian los bebes; estar en mi camita cuando toy super cansada; que un amigo se comunique aunque sea pa mandarme al carajo, cuando el Paquito se pone cariñoso, beber agüita cuando muero de sed; un cuaderno nuevito; el olor a libros, a lluvia, a canela, jazmin y cafe; tomarme un buen capuccino; un buen masaje en la espalda y el cuello; sentir que he hecho algo util; ver y sorprenderme cada vez con los colores, aromas y formas de las flores; el olor a bosque; caminar por senderos cubiertos de hojas muertas, de preferencia humedas tras una llovizna; que la gente no malinterprete mis gestos o palabras; que un chico bonito me sonria; que me den besos o abrazos cuando menos me lo espero; pasar horas en una libreria o buena biblioteca; comprar muuuuchos libros (aunque despues ni alcance a leer todos); tener al frente montones de utensilios para trabajos manuales, mil colores y texturas; jugar juegos de mesa con mi familia; tocar y oler la madera; recoger piedritas de formas o colores simpaticos; que alguien confie plenamente en mi; poder confiar plenamente en alguien; y mil cosas mas que no se me ocurren ahorita, pero que no creo que hagan falta porque despues de este testamento a la Gaby no le van a quedar ganas de pedir que posteen, ;)
ah, me olvidaba, tener amigos cheveres como ustedes!

gabriela dijo...

estoy contigo en un... 60% de tus placeres... aumento cosas que sé que a todos les gustan: el olor del café pasado en la mañana, el primer sorbo de la primera chela de la noche, sacarte los zapatos después de caminar todo el día, comer en los chavitos (aunque haga frío), que la persona que te gusta te toque, así sea por un instante... claro que es mejor si te da un besote!!! ropa interior nueva... de gana me retas anamá siempre puedo hacer otro testamento como comentario! si era cierto cuando dije que me gusta que posteen y comenten! gracias amigos!

MaJo dijo...

Yo apoyo lo del café colado en la mañana (que en mi casa es todos los días), cambiarte de ropa cuando llegas estilad@ después de una lluvia, una taza de chocolate caliente en una noche fría, un buen partido de ping-pong, hacer un gol y celebrarlo con mis amigas, que el chico lindo me tape los ojos y hacerme la que no sé quién es, cerrar un libro al terminar de leerlo, un abrazo cuando llegas de viaje, un cafecito conversable, el desayuno del domingo con toda mi familia, un vaso de jugo helado cuando hace un sol infernal a medio día, el olor del pan recién salido del horno, una güitig con limoncito en un chuchaqui, un buen baile, caminar sin un rumbo fijo, terminar un trabajo y poder dormir un poco, escuchar en radio una canción en la que estaba pensando, en realidad son cosas que de algún modo tenemos seguido, el chiste es que te alegran los días turros y mejoran los chéveres..
Un abrazo para todos.

edv82 dijo...

Bueno, quitanto los placeres afectivos (los cuales se sienten pero no se perciben) para mí son: el único que no se repite nunca: el primer orgasmo (nunca en la vida se repite algo así en cuestión de experimentar algo nuevo), el primer beso (con cada pareja el primer beso es distinto pero siempre maestro, a menos que uno de los dos bese realmente pésimo), el llegar a tu casa cuando has estado de viaje muy lejos durante un largo tiempo, el quedarse en la cama cuando hace mucho frío en la mañanita, las primeras sensaciones de amortiguamiento cuando empiezas a emborracharte, el molestar a alguién que te gusta y se deje molestar con cierta complicidad, una buena siesta luego de comer un plato muy grande a la hora del almuerzo, el ver una buena comedia en la TV o cine, las partes más emocionantes de un buen libro (tipo la escena del intento de suicidio en "La inmortalidad" de Kundera"), el final de una buena película, el pegarse un porro durante una noche estrellada, el agarrarse a alguien estando bien borracho pero no deprimido (no importa que tan feo sea o el chuchaqui moral al siguiente día, durante el agarre te sientes el macho de América), el ir al baño luego de una hora y media de aguantarse, el saltar de un puente y darte cuenta que rebotaste y no te moriste, el caer del rocódromo haciendo escalada y que te salven del suelazo, la tranquilidad que da luego de pegarse un choque animal y ver que estás ileso (justo antes de darte cuenta que a pesar de eso el carro posiblemente esté hecho mierda, ahí te pones peor), el darle un buen abrazo a alguien que lo necesita, el que te den un buen abrazo cuando lo necesitas, la primera vez que te dicen que te aman, la primera vez que te subes a un avión, un buen concierto de música, una buena obra de teatro, bueno... la vida tiene tantas cosas que posiblemente ya estén rucos de tanto leer: y por supuesto, el primer cheque luego del primer mes de trabajo, da ganas de no cobrarlo y enmarcarlo en la pared............................. entre muchos otros grandes placeres.

Cristóbal dijo...

chuta... yo si tengo full.
los aplausos de la gente despues de la obra de teatro, esos 15 minutos de brake en el trabajo, los entrenamientos, pasar el año sin quedarse en supletorios, "satelites" de September, un tequilita, cuando te llaman de una audicion, el nuevo corte de pelo, la nueva camiseta, la comidita cuando te mueres de hambre, encontrarte con un amigo a los tiempos, sentarme en el pululahua, llegar a la playa, sentarme al frente de la estatua de la libertad, la musica a todo volume, cuando la mari dice "shu", cuando les veo a ustedes, cuando les veo a mis amigos de siempre, cuando mi abuelito me llama, cuando mi mami me llama a comer tortita de chocolate, cuando mi hermano me lleva a sus conciertos, cuando me dan cosas gratis (lol), la ultima noche en Ecuador, dormir al lado de mi Dani, cuando llego a Ecuador, cuando me hago un tattoo nuevo, cuando me hago un piercing nuevo, cuando termino de pintar mi cuarto, al ver las fotos que tome ya reveladas, ir en bus hasta la ESPE y esperar 2 horas para volver a Quito, los sanduchitos de jamon, acostarme en el cesped, mojarme en la lluvia (claro cuando no estoy bien peinado), ver que alguien que quiero mucho se conecta en el msn, cuando te entregan los muebles nuevos, cuando sales del trabajo, dormirme mientras esa personita hace los deberes, que me despierten cariñosamente, que me dediquen una cancion, que me abracen, dar abrazos, un sancocho, un jugo de tomate de arbol, ponerme pijamas cuando llego a la casa, llegar a la casa, cuando me da gripe, cuando me aprendo mi script, will & grace, the second he sleeps, mi mundo, conocer nuevos lugares, cuando llego a casa despues de conocer esos lugares, cuando le veo a la lu, dormir, chuta y full full full cosas mas, pero la mas chevere de todas las que pueden formar parte de mis pequeños placeres, es cuando mi Dani me dice: "Te Amo"

daniel dijo...

Si hablamos de pequeños y grandes placeres, yo también tengo algunos: el pie con helado de vainilla, lavarme las manos al llegar a casa, sacarme las medias , cuando el cris me dice roñoso, un sanduchito mientras hago deberes, oír música con los ojos cerrados, soñar con mi casa, las sábanas calientitas y la almohada fría, esos cinco minutitos más, un tabaco en el frío, una canción triste en el momento adecuado, bailar pegadito con mi amor, un almuerzo con los panas, el cielo despejado, meterme el dedo en la nariz, que me rasquen la cabeza, el agua de menta, los pucheros del martin, atorarme de chocolate blanco, las risas de los otros cuando veo una comedia, cuando las peras chorrean juguito, que la ayme me diga "nocierto", una sonrisa de mi mamá, tocarme las mejillas después de una afeitada, que me despierten con un beso, y por supuesto dormir con la persona a la que se ama.