lunes, 7 de enero de 2008

Un meteorito se acerca a Marte



Probablemente seamos testigos de un fenómeno astronómico sin precedentes. Existe una alta probabilidad de impacto del asteroide 2007 WD5 con el planeta Marte el día 30 de enero de este año, de acuerdo al Programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA.

Andrea Boattini, miembro del equipo del programa de investigación estelar Catalina descubrió el asteroide el 20 de noviembre último, usando el telescopio Mount Lemmon, propiedad de la universidad de Arizona, y que cuenta con una lente de 60in de diámetro. En ese entonces el objeto tenía un brillo de magnitud 20, lo cual es 400.000 veces más tenue que el objeto más oscuro posible de ser visto con el ojo desnudo en una noche oscura, según un miembro del equipo científico. Actualmente el asteroide es 16 veces más brillante que cuando fue descubierto.
Se estima que el asteroide tiene alrededor de 55 metros de diámetro. Las observaciones provistas por los astrónomos y analizadas por el Programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA en Pasadena, California, indican que el objeto podría pasar a apenas 30.000 millas de Marte alrededor de las 6am del día 30 de enero.

Este asteroide es de un tamaño parecido al que impacto en el cráter Meteor, en el norte de Arizona, cerca de 50.000 años atrás. Se cree que el objeto que creó este cráter estaba compuesto por metales, algo así como una bala de cañón. El objeto que se aproxima a Marte es probablemente una roca, tal como la mayoría de los asteroides. Los científicos estiman que viaja a 8mi/s (16km/s), 15 veces más rápido que una bala de rifle. Éste meteorito también ha sido comparado con el objeto que explotó sobre el bosque de Tunguska, Siberia, con la energía de una bomba de 3 megatones en 1908. Se cree que este objeto era el fragmento de un cometa. En caso de que haya una colisión con el planeta, provocaría una gran tormenta de polvo, impactando a más de 30.000 mi/h (48.000 km/h) y podría crear un carácter de más de 800 metros de ancho. Afortunadamente este fenómeno no afectaría a los robots desplegados por la NASA en los últimos años sobre el planeta rojo, los cuales podría llegar en cuestión de días al sitio de impacto y enviar valiosas imágenes e información sobre los efectos del choque de un meteorito sobre nuestra planeta.

Las primeras observaciones del asteroide 2007 WD5, hechas el día 8 de noviembre del 2007 preveían un cierto margen de error, y las incertidumbres para el probable encuentro del planeta con este asteroide han sido reducidas. La probabilidad de impacto resultante del reciente refinamiento de la órbita se habían incrementado hasta un impresionante 3,9%. Observaciones adicionales realizadas desde el 29 de diciembre hasta el 2 de enero concluyeron que el rango de trayectorias posibles se redujo en un factor de 3, y la trayectoria más probable sea desplazado ligeramente más lejos del planeta, causando que la probabilidad de impacto se reduzca hasta 3,6% (más o menos una oportunidad en 28). Las nuevas observaciones posicionales fueron hechas usando el telescopio de dos. Cuatro metros de diámetro en el observatorio Magdalena Ridge, de la universidad de Nuevo México, y fueron reportadas por el astrónomo Bill Ryan. Es probable que observaciones adicionales reduzcan aún más la región de incertidumbre del asteroide, haciendo que ésta no interseque la trayectoria de Marte y reduciendo la probabilidad de impacto prácticamente a cero.

¿Interesante, no? Podríamos tener butacas de primera fila para un espectáculo estelar impresionante. Estaremos atentos el día 30 de enero.

1 comentario:

Edd dijo...

mínimo y ese día llueve... conociendo a esta ciudad