lunes, 18 de septiembre de 2006

Reflexiones desde la lejanía

Probablemente se pregunten de qué se va a tratar este post, teniendo un título tan extraño...
Bueno, habiendo estado ya casi 6 semanas en el extranjero, casi completamente desconectado de la vida en el país de Manuelito, a uno le vienen interesantes reflexiones de cómo mejorar, al menos un poco la vida en nuestro país y poder llevarlo a niveles de desarrollo mayores...hasta ahora he podido identificar las siguientes soluciones pero seguramente se me ocurrirán algunas más.

1. Deshacerse del requerimiento obligatorio de voto

2. Derogar el servicio militar(que puede ser reemplazado por servicio civil, lo cual haría mucho más bien al país y no tendría a un montón de guambras que sólo los tienen para jugar a las guerras y al ecuavoley), y continuando en el mismo campo, dejar de comprar armas (3% del PBI!!!!) y reducir el tamaño del ejército.
3. Dejar de exigir los famosos "permisos de salida"
4. No dar más billete a los partidos políticos
5. Dividir el país en 3 a 5 regiones que tengan sus límites paralelos a la línea equinoccial. De ese modo, todos contarán con todas las zonas climáticas y con infraestructura de puertos, acceso a costas y aeropuertos.
6. Concesionar todas las carreteras del país para que todas sean como las razonablemente buenas de la Sierra Norte y el Guayas
7. Otorgar total autonomía a las regiones, que deban encargarse de recoger tributos, administrar sistemas de salud, educación y seguridad, legislar con parlamentos reducidos y estar constitucionalmente ligados a la república federal ecuatoriana, aportando un porcentaje de sus impuestos para las instituciones federales.
8. Dar la elección a los afiliados al actual IESS para escoger su propia AFP (el modelo chileno es interesante).
9. Desligarse totalmente de la actividad productiva, abriendo todas las empresas industriales a su cargo (Petroecuador, telefónicas, eléctricas, etc) al capital privado y entregando su administración al capital privado también, sin renunciar a las ganancias...hasta ahora no entiendo cuando dicen que son "nuestras" empresas, porque hasta ahora no tengo ni una acción, peor he recibido utilidades de las mismas.
10. Pagar la deuda. Los compromisos hay que CUMPLIRLOS
11. Abolir la policía nacional y entregar su competencia a los respectivos municipios, así como la administración de obras, el registro civil y la administración de tránsito.
12. Dar a conocer al país...acá en Europa sólo se conoce al Ecuador por los documentales de la TV pública, pero no hay publicidad como la que existe de Perú, México, Brasil, etc.
13. Derogar los subsidios a los combustibles. Según El Comercio del viernes anterior, el país pierde USD 2100M cada año por los subsidios, de los cuales 700M se van a Colombia y a Perú...bonita manera de hacer patriotismo y poseer "soberanía energética".
14. Encauzar todo el billete que se obtendría de dejar el sector productivo hacia salud, educación y seguridad.
15. Reducir a la mitad el tamaño del Congreso Nacional.
16. Firmar el TLC...la globalización es algo que no se puede detener, y gústenos o no nos guste, estamos inmersos en ella, así que mejor jugamos a favor que en contra. Si a alguien le interesa profundizar en esto, les recomiendo un excelente libro: The Lexus and the Olive Tree, de Thomas Friedman. Les puedo enviar el PDF.
17. Exigir exámenes de ingreso en las universidades y crear institutos vocacionales para la gente que no puede entrar a la U o desea tener una carrera intermedia que le pueda colocar más rápido en el mercado laboral.
18. Exigir trato igualitario en el asunto de permisos de residencia y visas con países que nos las piden (ej: en Chile, a todos los ciudadanos de países que piden visa a los chilenos, al llegar les hacen pagar lo mismo que les cobran a los chilenos por sacar la visa, si no, no entran)
19. Encontrar inversionistas extranjeros para rehabilitar los ferrocarriles ecuatorianos y construir una vía de alta velocidad que comunique al menos las tres ciudades principales del país, con posibilidades de expansión.

Son bienvenidos a discutir y aportar.

3 comentarios:

gabriela dijo...

loco, alguna vez acolité en un estudio de autonomías y lo de la posibilidad tan sonada de la división del país en regiones horizontales, las que mencionas tú... en todo caso, ten en cuenta que es medio difícil dividir los recursos naturales, sociales y económicos (siempre habrá alguien que se queje, no llegará nunca el concenso pues...), es un proceso que llevaría años y costaría mucho dinero! lo más dificil sería poner impuestos que vayan con las características de la gente de cada región... osea, infinidad de temas que hoy por hoy son consideradas... pero eso sí... no pasará de la noche a la mañana! anyway... buena iniciativa la tuya

Anama dijo...

Pucha, y yo que me emocione viendo el titulo! Pense que la lejania habia ablandado tu corazoncito e ibas a confesar que nos adoras... :)
No, ya en serio, esta de que te lances de candidato a la presidencia! Y aunque difiero contigo en unos dos o tres puntitos, pues al final no me queda otra que sacarme el sombrero querido "discovery"!

edv82 dijo...

Yo estoy de acuerdo en un montón de cosas y en otras pienso que eres un Carlos Alberto Montaner criollo. En primer lugar no soy fan de las autonomías pues la única razón que para mí amerita una autonomía se basa en patrones de orden cultural y sociológico diferentes a tal punto que una independencia administrativa sea preferible, como pasa en España. En el caso de la privatización estoy de acuerdo parcialmente pues considero que el Estado sí puede hacer bien las cosas si se mantiene la autonomía y la no politización de las empresas públicas, lo que no existe. En el resto estoy de acuerdo, aunque para mí lo importante es limpiar el Estado (algo menos jodido que hacerlo más grande con autonomías). De todas maneras mi querido Oppenheimer criollo, buenas ideas, quitando las que te dije, y la próxima vez que reflexiones reflexiona sobre lo importante (panas y pamily) en lugar de política, que para eso hace falta chelas cuando estés en Quito, Mr. Bronca. Un abrazo marica.